Inicio  San Vicente de Paúl, símbolo de vida

En este hogar de abuelitos, construimos una vejez digna para quienes nada, ni a nadie tienen. Conservamos una asistencia personalizada y acogedora, incluyendo especiales cuidados asistenciales, una alimentación balanceada y nutritiva; además de cubrirlos con inmenso amor y regocijo.

Nuestro propósito, es darle la mejor calidad de vida a aquellos que tienen dependencia física y mental; los que se hallan en estado crítico de abandono y riesgo social.

Contamos con personal altamente capacitado para asistir a nuestros adultos mayores en sus tratamientos y frecuentes dolencias.

El compromiso de los colaboradores que cuidan amorosamente a nuestros albergados, logra que ellos se sientan:

– Seguros.
– Con autoestima.
– Tranquilos de poder vivir en un ambiente confortable.